El diagnóstico exagerado de disforias de género en Reino Unido enciende las alarmas

Y es que el exceso de casos registrados son una muestra  de que las decisiones no se han tomado siempre de modo tan “informado y solidario”.

Ejemplo de ello es el caso de Kiera Bell.

Una joven que pasó por el famoso centro londinense de Tavistock and Portman NHS Trust, clínica especializada en el tratamiento de casos disforia de género en menores.

Bell recibió allí bloqueadores hormonales a los 16 años, tras solo tres citas en consulta; posteriormente, un tratamiento con hormonas masculinas a los 17, y una doble mastectomía a los 20.

La chica ha terminado demandando a la clínica. “Pienso que el actual sistema de afirmación que aplican en Tavistock es inadecuado, pues no permite explorar esos sentimientos de disforia de género, ni investigar las causas subyacentes de ese trastorno”, sostiene. “No creo que los niños ni los jóvenes deban poder consentir al uso de esos fármacos hormonales experimentales tan fuertes, como hice yo”.

Varios factores apuntan a que, para ser un centro especializado en la materia, Tavistock ha diagnosticado disforias de género a diestra y siniestra con un rigor científico bastante cuestionable. Muestra de ello es que el número de niños y adolescentes tratados allí ha pasado de 72 en 2010 a 2.590 en 2019.

Otro dato de interés es que, si hasta 2011 la edad mínima para recibir los bloqueadores hormonales eran los 16 años, hoy día basta con tener 11.

Según reseña The Telegraph, en tres años han renunciado 35 psicólogos del centro, disconformes con el “sobrediagnóstico” de disforias. Varios especialistas se han quejado de que muchas veces evitaban valorar adecuadamente los casos por temor a ser tildados de “tránsfobos”.

“A mí me sonó la alarma –confiesa uno de los que dimitieron–. No me sentía capaz de manifestar mi preocupación, o cuando lo hacía, a menudo otros médicos con perspectiva afirmativa me mandaban callar. Hoy miro atrás y veo que hay chicos y chicas a los que, ahora, no necesariamente habría puesto bajo medicación”.

¿Te gusta la televisión de hoy? ¿El pensamiento único que transmite? ¿Sus mensajes políticamente correctos? Es posible construir otra televisión.

La televisión del futuro: libre, independiente y sin las censuras del poder… Queremos que LA CONTRA TV sea esa televisión que estás deseando… Pero necesitamos de tu aporte para crecer.

Si queremos una televisión de calidad, la vamos a tener que hacer nosotros…TODOS JUNTOS.

Te agradecería si pudieras ayudar a LA CONTRA TV con una domiciliación de 5 € al mes o con otra cantidad que nos ayude a producir más contenidos de calidad.

AYÚDANOS A CONTRUIR LA TELEVISIÓN DEL FUTURO.

Si vives en América Latina y Estados Unidos, principalmente, o el resto de países del mundo, puedes hacer aportaciones periódicas de forma fácil y cómoda a través de PayPal.

Los donativos son vitales para que LA CONTRA TV pueda seguir existiendo.

DONA AQUÍ: https://www.lacontra.tv/donacion

Gracias por tu ayuda.

José Manuel Dopazo, director de LA CONTRA TV

Contáctanos por correo electrónico: donanteslctv@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here