Javier Urra: El peor daño que se le puede hacer a un hijo es sobreprotegerlo