La policía le llamó “maricón” porque su mujer le golpeaba, finalmente ella terminó asesinándolo

Las leyes de violencia de género no protegen a todos.