Nueva polémica racial: “Le han dado el Oscar a otro viejo blanco”

Premios de los Oscars
Premios de los Oscars

Una vez más, la entrega de los premios de la Academia de Cine de Los Ángeles estuvo marcada por un ambiente enrarecido en torno a las cuestiones raciales. Y, de entre todas las polémicas de la noche, hay una que ha sorprendido a propios y a extraños: la generada por el Oscar a Mejor Actor a Anthony Hopkins, por su papel en ‘El Padre’.

Poco después de que se anunciase el ganador, las redes sociales se inundaron de mensajes, reivindicando el premio para el fallecido Chadwick Boseman. “Un desprecio para las personas de color”, decían algunos. “Le han dado el Oscar a otro viejo blanco”.

Rápidamente, la familia de Chadwick Boseman salió al paso de la polémica. Felicitaron elegantemente a Anthony Hopkins, y dijeron que Boseman jamás habría sentido la decisión de la Academia como una ofensa personal.

Premios identitarios…

Quizá sea extraño tener que recordar, a estas alturas, que los premios Oscar pretenden ser un reconocimiento al mérito artístico, en este caso interpretativo. Analizar todas las decisiones de las Academia desde una perspectiva identitaria, sobreprotegiendo y legitimando a unos grupos sobre otros, sólo puede tener como resultado lo que estamos viendo: que la temporada de premios se convierta en un circo de lo políticamente correcto, en el que el mérito de los individuos es un factor menos importante que su pertenencia a tal o cual colectivo. ¿El resultado? Por segundo año consecutivo, los Oscar registraron su peor audiencia histórica.