Suecia va por libre: elige no parar la economía por el coronavirus

Suecia se queda sola en Europa: es el único país que no ha decretado el confinamiento general de la población en sus casas. Salvo los ancianos, todos los demás pueden salir… con prudencia.

Los restaurantes y bares siguen abiertos -solo queda vetado acodarse en la barra-, y los gimnasios y estaciones de esquí continúan su actividad.

La vida en las terrazas, al aire libre y la práctica de deporte continúan con normalidad, pese a unas cifras que no auguran nada bueno: Suecia suma hoy más de 4.000 contagios y al menos 223 muertos en una población de 10 millones de habitantes, señala El Economista.

“La comunidad empresarial sueca considera que la aproximación del Gobierno sueco ante la pandemia es mucho más sensata que en la mayoría de países”, ha asegurado a la BBC Andreas Haztzigeorgious, directivo de la Cámara de Comercio de Estocolmo. “Tenemos que combinar la minimización de los efectos sobre la salud del virus y el impacto económico de la emergencia”, ha defendido. Sin embargo, la protección máxima de la salud parece la otra cara de la moneda de la reducción de la destrucción económica.

El primer ministro, Stefan Löfven, que representa a un gobierno socialdemócrata , considera que “los adultos tenemos que ser eso exactamente: adultos. No hay que extender el pánico ni los rumores”. Con esta estrategia, la libertad individual queda protegida, y también la actividad económica, que apenas sufre estragos a nivel de negocios locales con baja dependencia internacional.

Suecia ocupa la posición 13 dentro de los países con mayor número de infecciones en el continente europeo, justo por debajo de sus vecinos noruegos, con 4.226 infecciones y 28 muertos. Dinamarca aparece en la posición 16, con 2.577 casos y 90 fallecimientos por el coronavirus.

La responsabilidad a la que insta el Gobierno socialdemócrata sueco se reduce a que sus ciudadanos sigan unas guías, pero no a cumplir ninguna medida, salvo la restricción de concentraciones mayores de 50 personas, que rige desde el pasado domingo. Además, las autoridades han optado por el cierre de los centros de enseñanza para mayores de 16 años, es decir, los institutos profesionales y las universidades.

Los escandinavos se miran unos a otros, esperando que el tiempo confirme quién acertó y quien recibirá el juicio más severo de su población, y de la del mundo, subraya El Economista.

Para ser parte de La Contra TV, solo es necesario ingresar a: https://www.lacontra.tv/suscripcion/

Al suscribirte podrás recibir no solo los vídeos diarios, sino también que podrás estar informado sobre la realización de actividades, videochats y tener acceso a los contenidos exclusivos.

Para ayudar económicamente: https://www.lacontra.tv/donacion

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here