Twitter censura a periodistas que hablaban de las lujosas casas de la cofundadora de Black Lives Matter

Patrisse Khan Cullors
Patrisse Khan Cullors

Hace unos días, el New York Post abría su portada con una noticia de lo más interesante: la co-fundadora del movimiento Black Lives Matter, Patrisse Khan Cullors, había comprado un total de cuatro propiedades en los Estados de California y Georgia. Según el periódico, el coste total de la inversión sería de cerca de 3 millones de dólares, siendo la joya de la corona una mansión en Los Ángeles con un precio de 1,4 millones de dólares.

Twitter censura de forma selectiva

Pronto, la noticia llegó a diversos medios de Estados Unidos y del resto del mundo. Y es entonces cuando Twitter decidió censurar las cuentas de varios periodistas, cuya actitud crítica hacia Patrisse Khan Cullors y el movimiento parecía no entrar dentro de los estándares de la plataforma.

El periodista Jason Whitlock, que escribía irónicamente que el precio de la casa equivalía al porcentaje de ciudadanos negros en el barrio (1,4%), vio cómo la red social suspendía su cuenta. Tras el revuelo que esto generó, Twitter reactivó la cuenta, pero mantuvo bloqueado el tweet. ¿El motivo? Según Twitter, “hablar deinformación privada sobre un individuo”… Algo que vemos constantemente en Twitter, sin que suponga ningún problema para nadie.

Pero el caso de Whitlock no es el único. El periodista venezolano Orlando Avendaño también vio cómo Twitter suspendía su cuenta, por los mismos motivos.

Atacar la libertad de expresión

Una vez más, la libertad de expresión en las redes sociales queda en entredicho. Y sorprende aún más en este caso, ya que lo que estos periodistas cuestionaban no era el derecho de Patrisse Khan a decidir cómo usar su dinero, o a elegir su residencia. Lo que ellos señalaban es, simplemente, la incoherencia objetiva en la que incurre alguien que se declara marxista, admiradora de Lenin o Mao, y compra una mansión millonaria en un barrio de estadounidenses blancos ricos, con el dinero que gana autoproclamándose portavoz de los estadounidenses negros pobres.